• Español
  • English
  • Euskara

La persona, lo primero.

Contigo hasta la meta.

AA

Todos los días de la semana los niños de 3º de Educación Infantil van al gimnasio durante media hora para hacer psicomotricidad. Trabajan patrones básicos, ejercicios de equilibrio y coordinación dinámica, de orientación espacial y también de lateralidad.

La lateralidad en la etapa infantil es muy importante ya que se va desarrollando siguiendo un proceso que pasa por tres fases: la fase de identificación o de diferenciación clara (0-2 años), la fase de alternancia o de definición por contraste de rendimientos (2-4 años) y la fase de automatización o de preferencia instrumental (4-7 años).

A partir de los 4 años, vemos como poco a poco el niño va automatizando sus gestos. Es el momento en el que el niño empieza a utilizar más un lado que otro. Así, empezará a mirar por un agujero por el ojo dominante, comenzará a llevarse el auricular del teléfono al oído preferente, chutará la pelota con el pie dominante, cogerá el lápiz para escribir o un vaso para beber con la mano que finalmente va a usar.

 

En la educación infantil se debe estimular la actividad sobre ambas partes del cuerpo, de manera que el niño tenga suficientes datos para elaborar su propia síntesis y efectuar la elección de la mano preferente.

Aunque la lateralidad se trabaja en todas las áreas, en psicomotricidad lo hacemos también con diferentes ejercicios creados para este fin. Así, los martes y los jueves tenemos asignadas unas actividades específicas para poder trabajar la lateralidad utilizando materiales diversos como: aros, pelotas, gomets… Estos ejercicios se van cambiando cada quincena. De este modo trabajamos de una manera lúdica y motivadora este aspecto tan importante del desarrollo de los niños.