• Español
  • English
  • Euskara

La persona, lo primero.

Contigo hasta la meta.

AA

Con hábitos tan sencillos como aprender canciones y ver películas en euskera podemos mejorar la fluidez y pronunciación de este idioma de forma amena y sin esfuerzo. De ahí que el verano sea una buena época para aprovechar y poner esto en práctica.

La tele, hoy por hoy, continúa siendo el mejor canal para que los niños se acostumbren a escuchar, comprender y hablar euskera desde la más tierna infancia, gracias a la posibilidad de interacción que ofrece este medio: los niños escuchan, responden, repiten…

 

La televisión es el instrumento de aprendizaje imprescindible. Al cantar canciones en euskera, aumenta la fluidez verbal, pronunciación y comprensión del idioma. Las canciones, acompañadas con mímica, dibujos y colores son actividades muy repetitivas y visuales. Una forma ideal para aprender vocabulario de forma intuitiva.

Las series, películas y programas en euskera son una forma perfecta para el desarrollo de la comprensión oral. Las imágenes permiten comprender y disfrutar de las historias, por lo que los niños no tienen sensación de aburrimiento, ni los padres el temor de que sus hijos pasen las horas frente a la pantalla de forma improductiva. Los resultados en cuanto a comprensión oral son realmente notables, al realizar una escucha activa.

Además de acostumbrar el oído y aumentar el vocabulario, los pequeños adquieren sus primeras nociones gramaticales de forma natural y sin esfuerzo.

Sacar el máximo provecho a la televisión como herramienta de aprendizaje, precisa de no más de media hora al día. Para aprender viendo la televisión, es fundamental elegir programas, películas y series adaptadas a la edad de cada niño, que además de educar, les interesen y diviertan. Lo ideal sería que los papás acompañasen a los niños para que la actividad fuese un momento divertido en familia, además de una actividad pedagógica.

Como padres y educadores, deberíamos utilizar la tele con nuestros hijos, no sólo como un medio de entretenimiento y evasión sino por encima de todo, como un instrumento que puede tener un alto valor en la educación infantil.