• Español
  • English
  • Euskara

La persona, lo primero.

Contigo hasta la meta.

AA

Nuestro día a día en Educación Infantil transcurre entre las matemáticas, la escritura, la lectura, los idiomas, las destrezas de pensamiento, los proyectos de comprensión, la música, la psicomotricidad y múltiples actividades de innovación. Pero si hay algo que a los alumnos les gusta especialmente es hacer un dibujo.

 

Muchas veces, pasamos por alto la importancia que tiene el hecho de dibujar en el desarrollo del niño y toda la información que un dibujo nos puede aportar a los profesores y a las familias de cómo es y cómo se siente el alumno.

 

A este respecto y con curiosidad de saber más sobre el tema, Janire Rementeria (profesora de Educación Infantil) e Itziar González (Pedagoga terapéutica de Educación Infantil y Educación Primaria) están realizando un curso sobre interpretación del dibujo infantil impartido por Sandra Cerro, grafóloga, directora y profesora del Centro de Grafología Sandra Cerro de Madrid, perito calígrafo judicial y autora de varios libros como ” Grafología en la gestión del talento” e “Interpretación del dibujo infantil”.

 

El curso tiene una duración de un mes y en este tiempo se tratan temas como las diferentes etapas por las que pasan los niños respecto a sus dibujos y la importancia de cada una de ellas (desde el garabateo al dibujo), la relación del dibujo con la escritura, la relación entre el desarrollo del niño y sus dibujos…

 

Pero, la parte más interesante es la que explica los parámetros de interpretación del dibujo. Parámetros que tienen en cuenta aspectos como el simbolismo del espacio, el tamaño, los colores, la presión al dibujar, la forma y la continuidad.

 

Una vez estudiados todos estos parámetros, podemos pasar ya a la parte práctica y realizar los test proyectivos gráficos, es decir, la interpretación del dibujo de los alumnos. Para ello nos basaremos en el dibujo de una casa, de un árbol, de la figura humana y de la familia, que son las cuatro representaciones artísticas más importantes de un niño.

 

Después de haber realizado algunas pruebas es sorprendente la cantidad de información que nos puede aportar el dibujo de un niño sobre su personalidad, sus miedos, sus alegrías, sus gustos, sus sentimientos, etc.

 

Hay veces que creemos que el dibujo puede ser una actividad liviana o carente de mucho contenido, pero es en realidad la forma más libre que tienen los niños para expresarse, así que, ¡hay que estar muy atentos!