• Español
  • English
  • Euskara

La persona, lo primero.

Contigo hasta la meta.

AA

El lunes 20 de noviembre Azucena Rodríguez, Terapeuta en dificultades de aprendizaje y de Integración de Reflejos, BRMT (Blomberg Rhythmic Movement Training) en la Clínica Begira de Bilbao, visitó y asesoró a las profesoras del 2º Ciclo de Educación Infantil del Colegio Ayalde.

Por cuarto año consecutivo se va a contar con la guía y seguimiento de Azucena, para facilitar el buen desarrollo del programa de ejercicios BRMT.

Este programa está pensado para que los niños de tres, cuatro y cinco años los realicen en el colegio durante cinco minutos diarios.

 Con dicho programa lo que se persigue es que los niños adquieran un buen desarrollo motor, que es la base de los aprendizajes posteriores.

A través del movimiento, los niños van conociendo su propio cuerpo, así como el entorno que les rodea.

De esta manera desarrollan la lateralidad, la direccionalidad y la conciencia espacial.

Cuando nacemos hay muchos movimientos que realizamos de manera involuntaria, denominados reflejos primitivos.

Los reflejos primitivos son los patrones de movimiento con los que venimos dotados al nacer.

Estos patrones impulsan el desarrollo motor del bebé y fomentan la maduración del sistema nervioso central.

Gracias a dichos reflejos, damos paso a movimientos más controlados y precisos que nos permiten un buen control postural, así como un desarrollo óptimo de la motricidad tanto fina como gruesa.

Los reflejos tienen una duración limitada y una vez cumplida su misión tienen que desaparecer, ya que la persistencia de los mismos puede suponer un obstáculo en el desarrollo del niño, tanto a nivel motor, como a nivel emocional y por tanto, originar problemas de aprendizaje y/o conducta.

Con los ejercicios que realizan los niños en base a este programa, lo que se pretende no es otra cosa que prevenir posibles dificultades para controlar el movimiento del propio cuerpo, para aprender a leer y escribir o para organizar la información.