Este curso se han publicado las pruebas de diagnóstico del Gobierno Vasco. Estas evaluaciones no solo nos brindan una instantánea del desempeño académico de nuestros alumnos, sino que también nos ofrecen una valiosa comparación a nivel de nuestra comunidad autónoma. Son como una brújula que nos guía hacia áreas de mejora y nos permite celebrar nuestros éxitos.

 

¿Qué son las pruebas de diagnóstico?

Es un proceso de evaluación de la Consejería de Educación del Gobierno Vasco, que valora el nivel de desarrollo de las competencias básicas de cada uno de los alumnos y alumnas escolarizados en 4º de Educación Primaria y 2º de ESO.

Tiene una doble finalidad: por un lado, valorar el grado en que el colegio prepara para la vida y en qué medida los alumnos están suficientemente formados para asumir su papel como ciudadanos y ciudadanas; y, por otro, ayudar a los centros docentes a mejorar sus prácticas educativas y facilitar a la Administración una información valiosa para orientar su política educativa.

Estas pruebas nos permiten examinar el rendimiento académico de nuestros alumnos en diferentes áreas del conocimiento. Nos proporcionan una visión objetiva y comparativa de cómo se desempeñan en relación con los estándares establecidos a nivel de Euskadi. Este contraste externo es fundamental para evaluar nuestro progreso y garantizar una educación de calidad para todos.

Las áreas que se examinan son: Matemáticas, Ciencias, Castellano, Inglés, Euskera y la competencia de Aprender a prender.

En el caso de Ayalde, los resultados del último año han sido motivo de gran orgullo. Según los datos proporcionados por el Gobierno Vasco, nuestras alumnas de 4º EP y 2º de ESO destacan en todas las asignaturas, superando el nivel medio y avanzado en comparación con la media de Euskadi en todas las asignaturas excepto en euskera que competimos con una media en la que la mayor parte son colegios de modelo D y B.

Si nos comparamos con los colegios modelo B (castellano y euskera) por ejemplo en 4º de Primaria, la desviación es prácticamente inexistente: El modelo B tiene situados a sus alumnos en un 50,3 en el nivel inicial, Ayalde en un 55,9; un 32,2 se sitúa su alumnado  en el nivel medio, cuando Ayalde lo hace en un 33,9 y en el nivel avanzado; los colegios de modelo B sitúan a sus alumnos en el 17,4 mientras que Ayalde en un 10,2.

Estos resultados son la prueba del arduo trabajo y el compromiso tanto de los alumnos como del cuerpo docente del colegio.

El aumento en el rendimiento académico en estas áreas es un reflejo del enfoque pedagógico centrado en el estímulo del pensamiento crítico, la resolución de problemas y el dominio de las habilidades fundamentales. Además, demuestra el impacto positivo de las estrategias de enseñanza implementadas y el esfuerzo conjunto de la comunidad educativa para fomentar el éxito académico de las alumnas.

 

Beneficios de estas pruebas: ¡Avanzamos con paso firme!

Las pruebas de diagnóstico son herramientas cruciales para evaluar y mejorar la calidad educativa en Ayalde, y tienen una serie de beneficios significativos:

  • Evaluación precisa del rendimiento académico: Nos ofrecen una evaluación objetiva y comparativa del rendimiento de nuestros intrépidos alumnos en diferentes áreas del conocimiento. Esto nos permite identificar fortalezas y áreas de mejora tanto a nivel individual como institucional.
  • Identificación de necesidades y áreas de mejora: Los resultados de estas pruebas ayudan a nuestros astutos profesores a identificar las necesidades específicas de cada alumno y a diseñar estrategias de enseñanza personalizadas. Además, nos dan pistas sobre áreas del plan de estudios que pueden necesitar ajustes.
  • Seguimiento del progreso: Al realizar estas pruebas de forma periódica, podemos rastrear el progreso académico de nuestros alumnos con el tiempo. Esto nos permite identificar tendencias y tomar medidas para apoyar su desarrollo continuo.
  • Orientación educativa: Los resultados de estas pruebas también pueden guiar decisiones educativas, como la selección de cursos o programas de estudio más adecuados para nuestros alumnos. Esto asegura que cada uno reciba una educación adaptada a sus necesidades e intereses individuales.
  • Transparencia: Al proporcionar una evaluación externa y comparativa, estas pruebas fomentan la transparencia, esto genera confianza tanto entre las familias como en la comunidad educativa en general.